Responsive Web Design, una cuenta pendiente en España




España vive hoy una pequeña edad dorada tecnológica, siendo un gran referente no sólo en los sectores europeos sino también en los internacionales. Sin embargo, frente a la creciente importancia del contenido ‘responsive’, sólo una de cada diez empresas españolas cuenta con soporte adaptativo para dispositivos inteligentes. Un dato preocupante donde los haya, que amenaza con dejarnos en la estacada si no aceptamos el Diseño Web Adaptativo o ‘Responsive Web Design

El tiempo de vino y rosas que conocieron ordenadores y portátiles ha pasado a mejor vida. Hoy el mercado ofrece una amplia gama de dispositivos inteligentes, desde los smartphones, las tablets y los wearables hasta las SmartTV y las consolas de videojuegos. Y todos ellos disponen de conexión a internet.

En consecuencia, los viejos terminales han caído al segundo puesto como medio para acceder a los productos de la red. Cada español posee una media de seis dispositivos inteligentes, y más del 44% de ellos son smartphones, lo que habla positivamente del impacto de esta tecnología en nuestra sociedad. Sin embargo, la mayoría de las empresas continúan operando de acuerdo a los estándares de hace una década, sin prestar atención al valor comercial de la usabilidad.

Diseño Web Adaptativo, una vuelta de tuerca a las posturas retrógadas

Según informa la compañía Zeendo, tan sólo el 10% de las empresas —PYMES y grandes corporaciones— ofrecen un Diseño Web Adaptativo que permita a los usuarios una óptima navegación y, a fin de cuentas, una experiencia más agradable y eficaz que convierta las visitas en compradores. En su lugar, más de 60% de los clientes no vuelve a visitar un sitio web tras haber experimentado problemas de usabilidad, pasando a engrosar la lista de rebotes.

La problemática con la que se enfrentan los internautas es tan variada como tortuosa. La escasez de versiones —dos o tres de media, a lo sumo— dificulta al usuario explorar los contenidos web, ya que rara vez su dispositivo se adecuara a los HTML genéricos de hoy. Las imágenes, los menús y la disposición incorrecta de todos nuestros elementos tendrán un impacto negativo en los clientes en potencia, que para colmo deberán lidiar constantemente con redireccionamientos, duplicados de script y otros ardides que son moneda corriente en las actuales versiones móvil.

«Hoy en día toda empresa debe tener presencia en internet para existir», asegura Víctor Sánchez, CEO de Zeendo, «pero no es suficiente con crear una simple web, sino que también hay que tener en cuenta la experiencia de sus usuarios al visitarla». La creación de una misma web, un mismo HTML y una misma URL que se adapte a todos los dispositivos del mercado debe ser imperativo, y en la actualidad la solución pasa por sumarnos al Diseño Web Adaptativo o ‘Responsive Web Design’.

España, a la cabeza de Europa en Internet Móvil

Curiosamente, España se enorgullece de ser un referente internacional en Internet móvil y el país europeo líder en el uso de los dispositivos móviles. En menos de dos años nuestro mercado ha superado a Francia y Alemania, con una zancada del 49% al 84% de incremento del uso de smartphones y tablets. Como no podía ser de otra manera, semejantes cifras han ejercido su influencia en otros sectores, donde se registra un incremento de las ventas a través de estos terminales.


Cerrarse en banda al Diseño Responsivo, como multitud de empresas españolas hicieron con las webs corporativas, es una postura condenada al fracaso. Más aún considerando que sólo la navegación se verán mejoradas, sino también la efectividad del SEO o el ahorro de recursos monetarios y de gestión web.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los preservativos masculinos

7 personas no deben opinar en la crianza de sus hijos

Ideas para arreglos florales