Recomendaciones para viajar estando embarazada

A pesar de que la mujer se encuentra muy vulnerable durante el embarazo, dependiendo de la forma en que se desarrolle el mismo, puede llevar a cabo diferentes actividades, pero siempre manteniendo ciertas precauciones. Muchos piensan, por ejemplo, que algunos medios de transporte están completamente descartados para ellas, lo que no es del todo cierto, pues depende de diferentes factores. Por todo esto, aquí trataremos algunas recomendaciones para viajar estando embarazada.

Disfruta tus viajes en la dulce espera

En la cultura popular hemos visto a los principales síntomas de las mujeres embarazadas representados de manera jocosa. Muchos de estos son ciertos, pero se presentan con mayor o menor intensidad dependiendo de cada mujer y de la forma en que transcurra su embarazo. Lo que sí es cierto es que estos pueden influir en el desarrollo de un viaje, por lo que te traemos algunas recomendaciones para viajar estando embarazada.

1.     Las mujeres embarazadas necesitan ir con frecuencia al baño, por lo tanto, a la hora de viajar es recomendable hacer varias paradas. De esta forma puede eliminar líquido y toxinas de su cuerpo, lo que colaborará en mejorar la hinchazón típica en los pies. En este sentido, se recomienda viajar en un auto propio para hacer las paradas necesarias, o avión, pues cuenta con baños cómodos.
2.     Otras de las recomendaciones para viajar estando embarazada es evitar pasar demasiado tiempo sentada o en una misma posición. Esto dificultará la circulación sanguínea y empeorará la hinchazón de los pies. Como se ve, esto implica también algunas paradas durante un viaje en coche. Los autobuses están descartados en vista del riesgo que implica que una mujer embarazada camine por el pasillo estando este en movimiento.
3.     Llevar ropa y calzado cómodo suena a un consejo demasiado simple, pero es realmente útil, aun más en el último trimestre de embarazo, pues la hinchazón de los pies es inminente. Apenas comience el trayecto, es recomendable quitarse los zapatos y colocarse calcetines cómodos. Luego de unos minutos, pueden elevarse los pies colocándose en una posición cómoda para estimular la circulación sanguínea y evitar que estos se hinchen más.

Otros artículos recomendados:


Comentarios

Entradas populares de este blog

Servicios de emergencia de las compañías de seguro

Claves para ser el gerente perfecto en un restaurante

Los 10 detalles de bodas más caros